Carboxiterapia, Introlipoterapia y Mesoterapia

Carboxiterapia, Introlipoterapia y Mesoterapia

Mantener a punto nuestra piel… ¿Quién no quiere? ¡que levante la mano!

El caso es que muchas veces no sabemos cómo hacerlo. En este artículo os describo tres técnicas de Medicina Estética sin cirugía, de utilidad demostrada, con muchos años de experiencia, y con los que se obtienen unos resultados muy eficaces.

 

Carboxiterapia

La carboxiterapia es una técnica que se lleva utilizando muchísimos años. Sabemos de su existencia desde 1930. Y consiste en la aplicación de anhídrido carbónico bajo la epidermis, en aquellas zonas del cuerpo dónde se encuentra adiposidad localizada: como brazos, piernas, cartucheras, y abdomen.

El anhídrido carbónico actúa sobre la flacidez, la celulitis, la adiposidad localizada y las estrías, estimulando la llegada de oxígeno a los tejidos. A nivel competitivo el oxígeno retira el anhídrido carbónico, y con esa oxigenación la piel se enriquece minimizando la flacidez.

Además, por el efecto de impacto de ocupación del espacio, se bombea la producción de fibroblastos que hacen que se ponga en marcha la cascada de producción del colágeno. Por eso se recomienda como tratamiento estrella en el tratamiento de la celulitis y la adiposidad localizada.

Es un tratamiento muy versátil, que lo suelo combinar con otros tratamientos, de los que voy a hablar a continuación. La carboxiterapia, la utilizamos mucho como tratamiento base, al que podemos seguir añadiendo otro tipo de técnicas.

Para que la carboxiterapia sea eficaz necesitamos al menos 10 sesiones. Una o dos por semana.

 

Introlipoterapia

En la Introlipoterapia, lo primero que hacemos es desinfectar la zona a tratar, y luego introducimos un producto llamado Desoxicolato Sódico. Un producto que tenemos de forma natural y que forma parte de nuestra bilis. Actúa como un lipolítico, rompiendo la barrera superficial del adipocito, que a su vez rompe su membrana, permitiendo que la grasa salga al exterior.

Esa grasa que sale al exterior va a ser retirada gracias al drenaje linfático, y eliminada por el metabolismo normal; ya sea a nivel de orina o a nivel de digestivo. Por lo tanto esa grasa no produce ningún daño ni a nivel renal, ni hepático. Es una pregunta que suelen hacerme los pacientes.

Aplicamos una determinada dosis de actuación, en función del tipo de adiposidad localizada, y siempre actuamos con márgenes de seguridad.

Es Importante destacar, que este tipo de tratamiento no debe aplicarse en personas que padezcan de sobrepeso. Este tratamiento está especialmente recomendado para personas con un peso normal, y que después de adelgazar siguen presentando grasa localizada. Es muy frecuente, después de los embarazos, en la zona abdominal. Tiene un éxito rotundo por ejemplo, en la pequeña adiposidad que hay justo debajo del sujetador.

¿Cuántas sesiones son necesarias? Una sesión cada tres semanas o un mes, como mucho. Y tendremos que repetir sesiones en función de la cantidad de adiposidad localizada que tengamos.  Si el volumen de grasa es más llamativo, tendremos que hacer un mayor número de aplicaciones. El mínimo de Sesiones para que el tratamiento sea eficaz son 2 y el máximo 10. Pero ni 2 ni 10; normalmente suele estar en el término medio. Y además hay que tener en cuenta que si combinamos técnicas, los tratamientos siempre van a ser más eficaces. Por ejemplo la intralipoterapia unida a la carboxiterapia suele ser una combinación de éxito.

Mesoterapia

La celulitis es una acumulación de grasa que hace que el aspecto de la piel no sea homogéneo. Sino que tengamos “piel de naranja” que es como se suele denominar. La celulitis la eliminamos, además de con tratamientos de nutrición y deporte, con tratamientos médico estéticos realmente eficaces.

El tratamiento consiste en la inyección de sustancias que actúan como lipolíticos. Que lo que hacen es actuar sobre el propio adipocito que acumula la grasa. Pero no actúa de la misma manera que lo hace el Desoxicolato Sódico, rompiendo el adipocito, sino más bien exprimiendo el adipocito, y aumentando el flujo sanguíneo. Porque la celulitis tiene un gran componente de retención de líquidos, y retención sanguínea. Así que actuando sobre los tres factores que producen la celulitis -la retención de líquidos, la retención linfática y la acumulación de grasa- podremos tratar la celulitis de manera eficaz.

¿Cómo inyectando se realiza la mesoterapia? Aunque no todas las mesoterapias son iguales, la mesoterapia en sí es una multipunción.

¿En qué varía una mesoterapia de otra? De la sustancia que inyectamos. La mesoterapia en sí es sólo una técnica. Dependiendo de la sustancia que inyectemos sabremos cuántas sesiones vamos a necesitar y con qué pauta. En el caso de los tratamientos anticelulíticos más eficaces a mí me gusta recomendar un mínimo de 2-4 sesiones -4 sesiones más bien- y alargarlas hasta 10 sesiones dependiendo de la evolución del paciente.