Consigue un aspecto más juvenil y saludable para tu piel

Uno de los tratamientos que ofrecemos en nuestra clínica es el de fotorrejuvenecimiento, que cuenta además con mucha aceptación entre nuestros pacientes, gracias al elevado grado de éxito que obtenemos. Nuestros pacientes quedan gratamente satisfechos y para nosotros es muy gratificante ver cómo vuestra piel va adquiriendo cada vez un tono más fresco, más joven y sano. Y eso se refleja, claro está, en la mejoría de la autoestima y seguridad de cada uno de nuestros pacientes, que se ven así mismos mucho mejor.

Vamos a explicaros algunos detalles de este tratamiento, para que no os quede ninguna duda de en qué consiste y quien puede utilizarlo.

Cuando envejecemos, las causas que llevan a que nuestra piel no tengan un aspecto juvenil son, evidentemente, el paso de los años, lo que provoca que el colágeno vaya disminuyendo y también que la queratina (capa superficial de la piel) esté más gruesa, con lo que el aspecto luminoso va disminuyendo. Pero además, también la piel tiene memoria solar, es decir, toda la radiación solar que hemos recibido a lo largo de nuestra vida se acumula y se presenta como lesiones en color marronáceo o rojeces difusas que hacen que nuestra piel no tengan aspecto joven y sana, ni unificada en el tono.

 

¿Cómo actuar?

¿Cómo podemos actuar en el envejecimiento cutáneo? Existen diferentes formas, pero hoy nos vamos a centrar en el fotorrejuvenecimiento. Para ello usamos una luz pulsada intensa, que es una luz de alta intensidad que emite pulsos a diferente longitud de onda.

La diferencia entre fotorrejuvenecimiento con luz pulsada y láser consiste en que con la primera utilizamos un rango de longitudes de onda, mientras que con láser se trata de una sola longitud de onda. ¿Y qué conseguimos con varias longitudes? La longitud de onda es la característica médica de la máquina que nos permite seleccionar la diana objetivo. En el caso de las manchas, la melanina, el color oscuro. En el caso de las rojeces difusas, la hemoglobina que va dentro de los vasos sanguíneos.

Con la luz pulsada seleccionamos una serie de filtros para ver cuál es nuestra diana. Este procedimiento  en medicina se llama fototermólisis selectiva. A través de esta selección, nuestra diana es que obtenemos un doble filtro: dónde queremos actuar y donde no queremos actuar. Donde sí queremos incidir es sobre la melanina o hemoglobina. Y donde no, sobre el calentamiento del agua circundante, es decir, el tejido que tengo alrededor que queremos que me quede sano. Así, en el tejido de alrededor se produce calor que activa el colágeno y elastina, pero no vamos a provocar una quemadura. De hecho, esta es la diferencia fundamental entre aparatología médica y no médica: la selectividad del cromóforo o la fototermólisis selectiva.

 

A quién va dirigido

Nosotros lo recomendamos a partir de los 30 años, dependiendo del tipo de lesiones. El abanico de edades que tenemos en nuestra clínica es muy amplio. Desde pacientes con 30 años a otros con 75. Porque toda persona que tenga signos envejecimiento o manchas en su piel puede beneficiarse de este tratamiento. Cada vez nos cuidamos a edades más tempranas, por lo que nosotros lo recomendamos a partir de los 30 años.

Aunque eso sí, siempre con un tratamiento personalizado. Hay personas para las que está indicado y otras para las que no, dependiendo de las características de la piel. Pero también existen algunas contraindicaciones, y es ahí donde radica la importancia del historial clínico del paciente, el tipo de medicación que toma (ya que alguna es fotosensible) para evitar que la piel pueda teñirse o sufrir. Insistimos, es vital realizar un informe detallado y personalizado para saber la historia del paciente antes de empezar a actuar.

 

Resultados

¿Cuál es el resultado de la actuación lumínica sobre ese cromóforo o tejido diana que es la melanina? Lo que vamos a hacer es oxidar esa melanina. Esa melanina oxidada va subiendo a las capas superficiales de la piel hasta que se descama. La evolución es parecida a la de un arañazo. El primer día tienes la piel algo enrojecida, después con tonos más oscuros, hasta que a la semana esa pequeña cascarilla se cae. Hay que dejar que la piel se epitelice a su ritmo, durante aproximadamente una semana.

En cuanto a las lesiones vasculares, el sistema inmune tarda alrededor de una semana en cerrar ese vaso sanguíneo donde incide el haz de luz y que no siga pasando. En una semana conseguimos que la piel tenga un aspecto renovado.

El ciclo de renovación celular de la piel son 21 días. Es importante saber que, en función del tipo de lesión que tengamos, vamos a indicar hasta 3 sesiones (se suelen pautar de una a tres) separadas entre sí un mes. Al mes siguiente de la primera sesión, si seguimos teniendo lesiones, aplico otra sesión.

 

Resultados añadidos

Cuando hablamos de fotorrejuventicimeinto, podemos aplicarlo a un rejuvenecimiento generalizado, porque también la arruga fina se matiza mucho debido a la estimulación en la producción de colágeno y elastina. Es, por tanto, un tratamiento muy bueno para pieles que aún no tienen arrugas muy marcadas, para las que habría que aplicar otros tratamientos con toxina botulínica o ácido hialurónico, que van estupendamente si están bien aplicados. Pero antes de llegar a este paso, en nuestra clínica recomendamos el fotorrejuvenecimiento. También estamos obteniendo muy buenos resultados en el tratamiento en bolsas en los ojos y ojeras.

Todo ello, además, con una sensación de ligero escozor, pero nunca de dolor, ya que para este tratamiento no indicamos, por ejemplo, crema anestésica, al ser indolora.

 

Época

En primer lugar, es importante señalar que posee una limitación en el tiempo, ya que es recomendable realizarlo en épocas en las que no haya un sol excesivo. Por eso, la mejor época es aplicarlo en estos meses de invierno, antes de que lleguen con más fuerzas las radiaciones solares.

¿Qué os parece esta técnica? Ya sabes que si tienes cualquier duda, puedes consultarnos sin ningún tipo de compromiso.

¡Te esperamos para que consigas un aspecto más juvenil!

#DraIsabelCruz