Estimuladores de colágeno

Los estimuladores de Colágeno

¡Colágeno! Todos hemos escuchado mil veces esa palabra mágica en los anuncios de radio y televisión. Y hasta en Mercadona, promocionando cremas y complementos alimenticios… ¿Verdad? E inmediatamente se nos viene a la cabeza esa piel perfecta que todos querríamos tener y en la que el colágeno tiene un papel esencial…

 

Pero… ¿qué es realmente el colágeno?

El colágeno es una fibra. Las fibras de colágeno son producidas por unas células llamadas fibroblastos. Esas células están repartidas por todo nuestro cuerpo y tienen distintas funciones, pero nos vamos a centrar exclusivamente en la acción que los fibroblastos ejercen en nuestra piel.

 

¿Por qué utilizamos estimuladores de colágeno a nivel cutáneo?

La cantidad de fibroblastos con el tiempo va disminuyendo. Y como consecuencia de la disminución de fibroblastos se reduce la producción de colágeno y elastina, que es otra de las fibras responsables de darle estructura a nuestra piel. Y a continuación, al disminuir las fibras, los fibroblastos están menos estimulados y reducen aún más la producción de colágeno… Es decir, que en el propio proceso de envejecimiento natural se entra en un círculo vicioso, en el que -si no hacemos absolutamente nada- la piel perderá elasticidad y consistencia. Y como resultado se marcarán más las arrugas de expresión (de cara, cuello y escote) y la piel se volverá flácida. Para romper ese bucle interminable, en medicina estética utilizamos los estimuladores de colágeno. Y en concreto una sustancia llamada hidroxiapatita cálcica.

 

¿Cómo estimula la hidroxiapatita cálcica la formación de colágeno?

Al introducir la hidroxiapatita cálcica en la piel, estimulamos de forma mecánica los fibroblastos y revertimos el círculo vicioso. Los fibroblastos al ser estimulados, producen más colágeno, y éste llama a más fibroblastos a esa zona, que a su vez producen más colágeno. De esta forma se recupera la elasticidad y la consistencia de la piel, reforzando no sólo su estructura sino también la calidad. La piel aparece visiblemente más luminosa

 

¿Dónde puede aplicarse la hidroxiapatita cálcica?

La hidroxiapatita cálcica es una sustancia que sólo se puede utilizar en determinadas áreas del cuerpo. Por ejemplo, su uso en párpados o mucosa labial no está indicado. Se utiliza principalmente en la cara, en el cuello y en las manos. Son los usos más extendidos.

 

¿Cómo se aplica la hidroxiapatita cálcica?

Es una sustancia semisólida, que se introduce en la piel con una aguja pequeña, de un calibre muy fino. Además, las micropartículas de esa hidroxiapatita cálcica rondan los 25-45 micrones, que es el tamaño requerido para que la estimulación de colágeno sea óptima. Generando una respuesta en el cuerpo, adecuada, controlable y predecible.

 

¿Es seguro el uso de hidroxiapatita cálcica en la piel?

Sí, es absolutamente seguro. Se trata de una sustancia biodegradable. Es decir, que desaparece con el tiempo. Dura en torno a los 12 meses. Y si queremos repetir el tratamiento después del año, podemos hacerlo sin correr ningún riesgo. Es un procedimiento que hace tiempo que se venía realizando en otras especialidades, y que la medicina estética lo rescata para recuperar en la piel el volumen perdido.

 

¿Se identifica la estimulación de colágeno con un “lifting”?

Si, y no. Es importante distinguir. Llamamos lifting al efecto de traccionar. Un efecto que en el quirófano se realiza con cirugía, y en medicina estética con la introducción de sustancias seguras en la piel, como la hidroxiapatita cálcica. La medicina estética no emplea la cirugía.

 

¿Cómo se realiza técnicamente la estimulación de colágeno?

En el siguiente vídeo podrás visualizarlo en directo a partir del min 9:40.